Qué hacer si recibes la orden de deportación de los Estados Unidos

Muchos de nosotros vemos la palabra deportación y enseguida nos asustamos.
Sabemos que hay ciertas situaciones que pueden llevar a que la consecuencia de cualquier acto o situación termine en una deportación.
Vamos a ver con mayor detalle qué causas o situaciones son esas:

¿Qué situaciones podrían llevarme a ser deportado en los Estados Unidos?

Normalmente, debes de tener en claro que deben ser situaciones graves, tales como:

– Estar involucrado en un crimen
– Representar un peligro para la sociedad
– Haber ingresado al país de manera ilegal
– Haber violado las leyes de inmigración de manera repetida y no haber obedecido dichas leyes
– Haber cometido un crimen
– Haber violado las leyes de los Estados Unidos.

Ahora que sabes las situaciones más comunes, debes saber que siempre pueden haber otras situaciones menos comunes a la norma.
Vamos a ver qué podemos hacer en caso de haber recibido una carta de deportación en los Estados Unidos.

Qué hacer si he recibido la carta de deportación

Aunque puedas pensar que la carta de deportación es el final del todo, puede ser el principio de algo mejor. Pensarás que lo que te digo es una locura, pero déjame demostrarte que no lo es.
– Puedes salir de forma voluntaria de los Estados Unidos, y desde el consulado de los Estados Unidos en tu país de origen, pedir la Visa correspondiente y pedir también que hagan la verificación de salida, para que quede constancia que saliste de los Estados Unidos de forma voluntaria.

– Ten en cuenta que si has recibido la carta y has hecho caso omiso de esto, puedes ser arrestado. Es mucho mejor adherirse a las normas y tratar de volver a entrar siguiendo las reglas.

– Según qué casos, puedes pedir un perdón de la deportación. Para este caso en particular, puedes rellenar el formulario I-601I-601A y el I-201.

Si decides pedir el perdón waiver:
– Debes explicar con detalle las razones por las que estás pidiendo el perdón, como por ejemplo, que un pariente cercano a ti tiene la condición de residencia permanente o ciudadanía estadounidense.
Cualquier prueba que verifique lo que mencionas